Un matrimonio como una buena “wafflera”

Por Trish Berg

Traducido y adaptado al Español por: Paloma King

En nuestra familia, nos encanta comer Waffles! Ya sabes, los waffles son como una especie de “hot cake” pero “mas ricos” no tan masudos, con un diseño de “cuadritos”, esponjosos y deliciosos.

Hace años, Mike (mi esposo) y yo, recibimos una plancha para hacer waffles (o wafflera) de regalo de bodas. Me pareció algo lindo y romántico.

Nos pasábamos los fines de semana haciendo “waffles” con forma de corazón, bailando en la cocina y caminando en la playa. Bueno, así lo recuerdo yo. Aunque en realidad ni siquiera vivíamos cerca de ninguna playa, pero dejame tener mis dulces recuerdos, no?

Después de algunos años, la wafflera se descompuso.

En ese entonces, estábamos bastante apretados con el dinero. Estábamos esperando nuestro primer bebé así que compre una wafflera redonda, plateada y bien barata esperando que funcionara bien.

En los siguientes seis años tuvimos 3 hijos y pasábamos cada Sábado en la mañana haciendo waffles para el desayuno con nuestra wafflera plateada. Sí funcionaba, pero se calentaba tanto por fuera que constantemente me preocupaba que alguien se fuera a quemar.

Mike y las niñas se ponían sus “sombreros de los waffles” para hacer sus deliciosos desayunos. Mike usaba su gorro de cazador y Hannah y Sydney tenían sombreros de verano que se ponían cada fin de semana en la mañana para ayudar con el desayuno, todo era muy divertido!

Después de seis años la wafflera redonda también se descompuso. Simplemente dejó de calentar.

En esta ocasión compré una wafflera que pensé era de mejor calidad. Era muy bonita! Brillante por fuera y hacía waffles cuadrados y más grandes, era perfecta para nuestra familia que seguía creciendo… para ese entonces ya éramos 6!

La wafflera duró como ocho años. El fin de semana pasado se descompuso también, justo cuando Mike ya tenía preparada la masa de los waffles y todos teníamos la boca hecha agua! La miel de maple estaba lista también.

Mike le llamó a su mamá y le preguntó si podíamos usar su wafflera.  Una de las ventajas de vivir tan cerca de la casa de tus padres es cuando necesitas algo prestado, con ellos consigues una podadora, sal, huevos o waffleras!

Cuando Mike regresó a la casa pensé que estaba jugandome una broma. Entró con algo que parecía una artefacto histórico! Algo que verías en una tienda de antiguedades!

Era una wafflera rectangular, que alguna vez fue plateada y tan vieja como los cerros! La extensión tenía algunos alambres ya expuestos y en algunas partes ya estaba oxidada.

Pero queríamos nuestros waffles así que decidimos usarla y para nuestro asombro WOW! Funcionaba mejor que cualquier otra! Hizo cuatro waffles rectangulares perfectos! Crujientes y suaves! Sin pegarse! No tuvimos que tallar ni batallamos para sacarlos de la wafflera! Era perfecta! Y los waffles quedaron listos tan rápido! Que ni siquiera tuvimos que hacer fila esperando que salieran más.

Cuando le refresé su maravillosa wafflera a mi suegros el día siguiente, les hice un poquito de burla por lo viejita que se veía y mi suegro dijo: “Bueno, pues fué un regalo de nuestra boda, así que supongo que nosotros somos bastante viejos también” y sonrió.

Yo no dije nada… Además pronto sería verano y seguramente tendríamos que pedirles su podadora prestada también. Ja!

Pero hablando en serio… si me puse a pensar.

Creo que las waffleras y matrimonios modernos ya no son como los “de antes” Hoy en día todo parece ser desechable, se rompe o descompone muy fácil o se “cambia por un modelo mas nuevo”

Lo que todos debemos buscar es un matrimonio que sea como una wafflera de las viejitas. Un matrimonio construído fuerte y duradero por fuera y que produzca amor y dulzura por dentro… que todo lo que produzca sea delicioso!

Y … querido suegro… dejame decirte que esa wafflera te hace lo suficientemente viejo para valorar las bendiciones que tienes y lo suficientemente joven para disfrutarlas.

Espero ser como tú algún día.

© Trish Berg, 2006-present
Trish Berg es autora del libro en Ingléso The Great American Supper Swap, y Rattled – Surviving Your Baby’s First Year without Losing Your Cool! Ella ha sido invitada en ABC World News Tonight, Midday Connection, y The Harvest Show.
Además es una conferencista internacionalmente reconocida para ministerios tales como MOPS, Hearts at Home, y en Australia por Seminarios para Padres en internet. Para más información visita: www.TrishBerg.com

 



Leave a Reply

Your email address will not be published.