Reacciones de enojo – De tu hijo y tuyas

Por: Elizabeth Pantley
Traducido y adaptado por: Paloma King

(Nota personal y citas bíblicas al final del artículo)

(Texto obtenido con permiso de: NTC/Contemporary Publishing Group Inc. Autor de Perfect Parenting -nombre en Inglés-, Libro que contiene mas de 1,000 Tips para educar a los hijos por Elizabeth Pantley, derechos de autor 1999)

Pregunta: Mi hijo no puede controlar sus reacciones cuando esta enojado. El simplemente se desquita con otros, verbal y físicamente. Qué puedo hacer para que deje de enojarse tanto?

Piénsalo, No respondas al enojo con enojo: Evita reaccionar al enojo de tu hijo con tu propio enojo. Tu ira tenderá a incrementar el estado de enojo en que se encuentra. En vez de eso, controla tu propio enojo primero. Responde a tu hijo en una voz calmada y controlada. Te será más fácil dirigirsus acciones y estarás moldeando el coportamiento que quisieras que tu hijo tuviera.

Lo Bueno y Lo malo: Tu hijo necesita aprender que aunque enojarse es normal, hay formas aceptables e inaceptables de lidiar con dichas emociones. Tu puedes ayudarle a aprender esto al no ignorar las razones por las que está enojado. Muchas veces, el simple hecho de saber que tú comprendes la razón de su enojo ayuda a que sus sentimientos se tranquilicen y él (o ella) pueda calmarse. Por ejemplo, si tu hijo está enojado porque su hermano le quitó algún juguete y está gritando, tú puedes de forma tranquila hacerle saber que te das cuenta de lo que pasó y que entiendes su enojo. Esto a menudo causará una “pausa” en el comportamiento de tu hijo y lo hará pensar en tu nueva forma de “responder ante su enojo”. Luego, hazle una pregunta que dirija sus pensamientos en una forma más productiva, Si él responde de forma enojada, dirígelo en una forma positiva, Permanece con él y guíalo hasta resolver el problema.

“Time Out”: “Time Out” es una expresión en Inglés usada generalmente para describir una forma de disciplina a los niños en las que se “les envía a su cuarto” o a algún lugar de la casa en la que puedan meditar sobre sus malas acciones y no se les permite hablar con nadie hasta que se haya cumplido determinado tiempo (generalmente es 1 minuto por año de edad del niño, si el niño tiene 3 años, son 3 minutos de Time Out y asi sucesivamente). Si el comportamiento de tu niño enojado es inapropiado deténlo inmediatamente y envíalo a su cuarto a que se calme. No trates de lidiar con su comportamiento cuando más enojado está. Pasado ese determinado tiempo, cuando ya se haya calmado, toma el tiempo para hacerle saber, qué fué lo que hizo específicamente que no estuvo bien. Entabla una conversación con él para desarrollar un plan que evite ese comportamiento nuevamente en el futuro.

Enseña: Platica con tu hijo sobre su enojo. Dile que es importante que aprenda a controlar su temperamento. Dile que lo primero que tiene que hacer es aprender a controlarse antes de hacer o decir cosas que sean inapropiadas. Hazle saber por anticipado que la próxima vez que explote en furia tú le ayudarás pidiéndole que se vaya a su cuarto a calmarse. Explícale que si no hace lo que se le pide de inmediato entonces perderá algún privilegio por el resto del día (por ejemplo ver televisión, jugar con sus amigos o con algún juguete preferido)

Planea: Ayúdale a tu hijo a desarrollar un “plan de control de enojo” Busca el momento para platicar sobre enojo. Entre los dos den ideas y escriban una lista de cosas que él puede hacer cuando sienta que está perdiendo el control. Escuchar música, salir a correr, bañarse, etc. Hazlo escribir las ideas en una tarjeta que pueda tener en un lugar visible. Anima y apoyalo cuando veas que pone en práctica sus ideas. Quizás hasta quieras tener alguna “palabra clave” que los dos conozcan y que tú puedas usar para hacerle saber que su enojo se está saliendo de control y que necesita calmarse.  Cualquiera de los dos puede utilizar “la palabra clave” para dejarle saber al otro que “hay que hacer una pausa” para que él (o ella) pueda calmarse.

Pregunta: Me doy cuenta que me enojo mucho con mis hijos frecuentemente. No consigo controlarme, parece que ellos realmente saben hacerme enojar. Cuando me desobedecen a propósito o siento que me faltan al respeto simplemente me pongo como loca. Cómo puedo controlar mi propio enojo cuando el mal comportamiento de mis hijos me llena de ira?

Piénsalo: Tus hijos te hacen enojar? o es la forma en que tú vez su comportamiento lo que hace que tengas esos sentimientos? Existe una gran diferencia. Si tus hijos te hacen enojar eso quiere decir que no tienes control alguno sobre tus propias emociones o acciones, son ellos quienes te manejan! Si es TU forma de ver su comportamiento lo que te hace perder la cabeza eso quiere decir que tú puedes cambiar la forma de ver las cosas y tus reacciones.

Time Out (o tiempo fuera) es también para los adultos! Pon cierto “espacio” entre tú y tus hijos (o específicamente el hijo que te está causando el enojo). Cuando sientas que tu ira se eleva, tómate tu tiempo! Algunos minutos alejada de “la fuente” de tus sentimeintos de enojo pueden ayudarte a calmarte para que luego puedas enfrentar la situación de manera racional. Nada puede solucionarse cuando se está enojado. Tendrás mejores resultados si tomas tiempo para calmarte y después hablas con tu hijo desde una posición de fuerza y no de pérdida de control.

Qué es lo normal? Aprende sobre el desarrollo de tus niños! Infórmate, lee, toma alguna clase, etc. Si aprendes que ciertos comportamientos de tu hijo son resultado de su edad, será más sencillo no exasperarse demasiado ante dichos comportamientos. Es impresionante cuán similares son los niños y saber que tu hijo(a) simplemente está respondiendo de forma típica puede ayudarte a manejar los problemas con mas calma.

No golpees: Si estás enojada y quieres pegarle a tu hijo, tienes que aprender formas para controlarte. Una solución creativa es canalizar tu reacción física en un fuerte aplauso! En serio! cuando sientas que estás a punto de pegarle a tu hijo(a), simplemente aplaude! aplaude fuerte y con ganas! Inténtalo! Te ayudara a calmarte y te darás cuenta que no solo estás liberando esa agresividad sino que también le estás enseñando a tu hijo con tu propio ejemplo que hay “opciones” para controlar o canalizar el enojo sin hacerle daño a los demás.

Actúa – No reacciones! Tómate el tiempo para pensar sobre las cosas que te hacen enojar. Haz una lista de reglas para la familia. Ennumera las consecuencias por romper cada regla. Comúnicate con tus hijos y hazles saber claramente lo que se espera de ellos. Decide anticipadamente qué métodos disciplinarios utilizarás. Si tienes un plan, será más sencillo mantenerte bajo control y no perderás la cabeza cuando haya un mal comportamiento de tus hijos.

Abrázalos: Cuando sientas que estás a punto de agarrarlos por los hombros y quieras sacudirlos, anda, pon tus brazos alrededor de tu hijo y abrazalo! unos minutos de silencio mientras abrazas a tu hijo a menudo ayudara a apagar tus sentimientos de enojo y te recordará el fuerte sentimiento de amor entre los dos.

(Excerpted with permission by NTC/Contemporary Publishing Group Inc. from Author of Perfect Parenting, The Dictionary of 1,000 Parenting Tips by Elizabeth Pantley, copyright 1999)

© Elizabeth Pantley, 1996-present

Elizabeth Pantley es autora y educadora de padres y a menudo citada en clases en los Estados Unidos. Es mamá de cuatro hijos. Visita su sitio de Internet en Inglés: www.pantley.com!

———— Nota personal ———–

Me encantó este artículo, pero si algo pudiera yo agregar para las mamás Cristianas es: Oren! Oren sin cesar! Oren por sus Hijos, por su relación con ellos! Oren por su carácter. El de ellos y el propio. Me gustó la idea de “hacer una lista sobre cosas para hacer para controlar el enojo” la autora (Elizabeth) sugiera escuchar música, correr, etc… Todas son buenas ideas, pero creo también que como mamás debemos enseñar a nuestros hijos que lo más importante es buscar ayuda de nuestro Señor! Yo no tengo palabras sabias para dar ni consejos para mamás porque yo misma estoy en este camino, tratando de hacer lo mejor para mis hijas y fallando a menudo… Pero lo que si puedo compartir son versículos que nos ayuden a todas las mamás! (Nada como la Palabra de Dios) – si tienes problemas manejando tu enojo o quieres enseñarles a tus hijos al respecto, haz tarjetitas con los siguientes versículos, memorizalos y mantenlos a la vista:

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.” Efesios 4:26-27

“La blanda respuesta quita la ira; Mas la palabra áspera hace subir el furor.” Proverbios 15:1

“El hombre iracundo levanta contiendas, Y el furioso muchas veces peca.” Proverbios 29:22

“Mejor es morar en tierra desierta Que con la mujer rencillosa e iracunda.” Proverbios 21:19

“El hombre iracundo promueve contiendas; Mas el que tarda en airarse apacigua la rencilla” Proverbios 15:18

—-

Con amor… Paloma.

La Palabra de Dios esta llena de versículos que nos recuerdan que debemos controlar nuestro enojo. Si deseas mas información sobre esto por favor escribe a: mamascristianas1@gmail.com



Leave a Reply

Your email address will not be published.