Haz tu hogar aún más feliz

Por Kathy Gates

Traducido y adaptado al Español por: Paloma K.

La felicidad definitivamente comienza en casa, con las cosas y la gente que te rodea. La vista es uno de los primeros mensajeros que envía señales al cerebro para determinar como se siente. Por lo tanto, mantener una casa externamente “feliz” impactará como te sientes internamente.

Qué ves en tu casa? Montones? Caos? Caras enojadas?
Qué escuchas en tu casa? Gritos? Mala música?

Qué sientes cuando ves a tu alrededor dentro de tu casa? Estrés?
Infelicidad? Frustración? AAAGGGH!

Que tal si en vez de sentirte de esa manera pudieras ver y SENTIR oportunidad y optimismo? Energía y entusiasmo? Ok, quizás pienses que estoy exagerando… no es para tanto! Es solo la sala.

A continuación te doy tres formas que te ayudarán a que tu ambiente ayude a sentirte más feliz

1. Quita lo que causa el AAAGGGH

Estoy segura que si eres como la mayoría de la gente de hoy en día, estás ya ocupadísima tratando de salir adelante y luchando en la vida. Bueno, organizarte te ayudará a hacerlo. Busca las cosas que te causan “aaggh” en cada lugar de tu casa (escritorios, oficina, sala, recámara, cochera, etc.). Comienza con lo mas grande, aquella cosa que es la primera que te hace decir “aggh” cuando llegas. Arreglalo, limpialo, organizalo o deshazte de ella. Lo que sea que tengas que hacer, hazlo!

2. Aumenta el color

El color es un accesorio en nuestras vidas. Sin color todo puede ser demasiado aburrido y los científicos saben desde hace mucho que el color puede tener efectos en nuestro estado de ánimo. Los Rojos, Amarillos y Naranjas: Inspiran y estimulan. Azules y verdes: Calman y restauran. Los colores también pueden trarte recuerdos. Como el color “verde hospital” o “gris escuela”. En mi familia, teníamos un color que le llamábamos “La camisa azul de mi papá” observa los colores a tu alrededor, si no tienes la opción de cambiar la pintura, observa tus accesorios. Pega algunas piedra, cristales o gemas no caras a vasijas de barro o frascos que tengas para utilizarlos como accesorios brillantes en tus cuartos, como el baño, la mesa de la cocina, etc. Compra marcos coloridos para pinturas o dibujos, usa alguna blusa colorida! Cuando yo uso rojo, sonrío todo el día.

3. No olvides la sonrisa

Sonreír es algo muy personal. Tengo en mi computadora como protector de pantalla fotos de mis dos cachorritos haciendo cosas chistosas. Cada vez que lo veo sonrío! No importa lo irritada que esté. Haz inventario de lo que te rodea. Cosa por cosa. Preguntate si es realmente: Util? Hermoso? Me hace sonreír? o me hace recordar cuanto me critica mi suegra?

4. Funcionalidad

Voltea a tu alrededor – Tu casa funciona en una forma que te ayude a sentirte como quieres? Si el cuarto es para trabajar y leer, mala iluminación te hará sentir incómoda y de mal humor. La funcionalidad aumenta cuando un cuarto que tiene diferentes usos es dividido en zonas para que mas de una persona o propósito puedan usarlo eficientemente> Utiliza tu creatividad. Aún los cuartos de guardar cosas pueden ser más que meramente funcional. Con un poquito de planeación e imaginación le puedes agregar interés visual y estilo a cada cuarto.

Aquello que te rodea puede ayudarte a ser aún más feliz. Utiliza mensajes e imágenes positivas que ayuden a tu cerebro a alimentarse. Si pones estas ideas en práctica tu casa podrá ayudar a mantenerte feliz.

© Kathy Gates, 2004-present
Kathy Gates es una conferencista de vida profesional. reallifecoach.com.

 

 



Leave a Reply

Your email address will not be published.