Los 3 Sintomas de la Falta de Perdón

Los 3 Sintomas de la Falta de Perdón

Por: Paula Friedrichsen

Traducido y adaptado al Español por: Paloma K.

1: Un corazón endurecido

Tu esposo te dice que esta preocupado por su trabajo y tú piensas, “No me importa” …. Te dice que el doctor le advirtió que tiene el colesterol muy alto y tú piensas, ” y a mi qué?” … Te dice que está deprimido y tu bostezas y piensas: “que aburrido!”

La incapacidad de un cónyuge de interesarse por aquello que preocupa a su pareja es un síntoma clarísimo de falta de perdón que ha causado que su corazón se enfríe.

Pero hay una Solución. Aunque estés tentada a endurecer tu corazón hacia tu esposo porque ha herido tus sentimientos repetidamente, haz un esfuerzo por permanecer en una actitud de perdón. Recuerda que amas a tu esposo! Quizás no te sientas profundamente enamorada de él en este momento — pero elige tomar la decisión de amar e interesarte por aquello que a él le preocupa, a pesar de la falta de sentimientos románticos hacia él.

2: “La ley del hielo” (También conocida como “No lo estoy castigando, simplemente ahorita no le hablo”)

La ley del hielo es usualmente un indicador de que tienes una lista de ofensas del pasado en tu bolsillo. De hecho, el comportamiento de tu pareja quizás te ha enfurecido tanto que ya ni siquiera tienes palabras al respecto. Una mujer que guarda silencio ante su esposo es como un hielo, podrías interrogarla por horas bajo una lámpara y seguiría con su mirada fija sin pronunciar palabra.

La Solución: Habla! aunque parezca difícil… comunícate, comparte, ábrete! Si eres de las personas que tienen el hábito de aplicar “la ley del hielo” comienza hoy a ser humilde, ábrete y comunícate.

3: Esperando siempre lo peor

Cuando se comete otra ofensa, la esposa con falta de perdón está casi contenta porque es “una más” que le puede agregar al esposo a la larga lista de ofensas. De hecho dichas mujeres “sacan esa lista” en el momento preciso cada vez que quieren tomar ventaja y usarla como prueba de que sus esposos continuamente hacen menos sus sentimientos.

Una actitud de falta de perdón nos coloca en la posición de siempre estar esperando lo peor de nuestro esposo y cuando esperamos lo peor generalmente eso es lo que obtenemos. Esperar lo peor se convierte en el “camino más recorrido”, se convierte en un mecanismo de defensa que conocemos bien, lo consideramos el camino “seguro” y sentimos que nos protege de ser decepcionadas o heridas … otra vez.

La solución está en buscar la perspectiva de Dios y ESCOGER buscar lo bueno en tu esposo. Sé que es difícil perdonar, quizás has batallado en el pasado pero te tengo buenas noticias: Hoy es un nuevo día! No esperes hasta que te sientas con “humor” de perdonar, porque francamente nunca lo harás. Decide…. y comienza hoy!

© Paula Friedrichsen, 2008-present
Paula Friedrichsen es una conferencista y autor de “El Hombre que siempre Quisiste es el que ya Tienes”- nombre en Inglés: “The Man You Always Wanted is The One You Already Have” (Multnomah 2007). Ella vive con su esposo e hija en el Norte de California.

———— Notas personales ————

Que interesante! Buscando artículos para traducir y compartir hoy encontre éste y me parecio adecuado compartirlo porque justamente ayer escuché una predicación sobre el perdón. Para Dios es MUY importante el perdón. Debemos de recordar que ha nosotros se nos ha perdonado más de lo que nosotras tengamos que perdonar en toda la vida.

“Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.” –  Mateo 18:21-22

En amor,

Paloma.

Si quieres saber más sobre el perdón de Dios escribe a: mamascristianas1@gmail.com o únete a nuestro grupo en facebook: Mamás Cristianas

 



Leave a Reply

Your email address will not be published.